Antipublicidad.

Completando lo que la publicidad roba.

¿Tenéis malestar de conciencia por dedicaros a la publicidad? Estáis saturados de tanta información basura? No estáis solos, leed nuestro artículo sobre antipublicidad.

El movimiento antipublicidad es una consecuencia lógica del anticonsumismo, y una reacción en contra del abuso y saturación de mensajes publicitarios de nuestro entorno.

Suele actuar contra de la publicidad en general, pero a menudo realizan boicots sobre productos de consumo concretos cuyas actividades consideran deshonestas o frente a prácticas abusivas como los buzoneos, telemarketing, etc… También se le puede relacionar con el concepto de culture jamming, una reacción de resistencia a la opresión de la hegemonía cultural, de la cultura del rebaño.

Es irónico que muchos movimientos más o menos anticonsumistas o anticapitalistas tienen a menudo como miembros de su organización a trabajadores de empresas de publicidad, creativos, community managers, diseñadores, etc… personas hastiadas de tener que defender malos productos con recursos poco honestos. Porque a menudo somos como esos abogados de criminales que saben que deben defender a su cliente con la nariz tapada.

Algunos protagonistas:

This space available

Atentos a esta película documental, porque puede suponer para el mundo de la publicidad lo que fue Super Size me para la comida basura o o Sicko para las compañías médicas norteamericanas. Una patada directa a las vergüenzas y abusos de las formas de comunicación comercial contemporáneas y la a menudo insoportable contaminación visual.

Adbusters

Adbusters es una organización anticonsumista que ataca a los medios de comunicación y de la filosofía de consumo que promulgan cuyo objetivo es  compensar la manipulación que ejerce la publicidad sobre la sociedad.

La organización nació en Canadá presentándose como un espacio de diálogo y lucha contra el consumismo y el capitalismo, en el que tienen cabida escritores, activistas, estudiantes y demás personas comprometidas con el anticonsumismo.

La filosofía Adbusters:

“Un mundo sin McDonald’s o Nike, un mundo donde la gente estresada no tiene un lugar donde tomar un bocado rápido, donde casi nadie conduzca un coche. Un mundo donde la televisión se haya extinguido.”

En ocasiones se les acusa de hacer publicidad de la contrapublicidad, ya que adopta sus mismos recursos. También ha sido acusada de emplear las formas de mercado que denuncia, por ejemplo su página web ofrece un amplio catálogo de productos anti-consumo.

Últimamente están muy comprometidos con el movimiento Occupy Wall Street.

 Antiadvertising Agency

Esta es una empresa de comunicación que se define paradójicamente como antipublicitaria. Ha realizado acciones como publicar un diario New York Times alternativo, promocionar la economía cooperativa, aplicaciones para bloquear publicidad en la web, etc.

 

The Bubble Project

Este proyecto nace en Nueva York en 2002, para “transformar los intrusivos monólogos corporativos en divertidos diálogos públicos”. Nos instan a imprimir los bocadillos de cómic vacíos, pegarlos por nuestra ciudad, rellenarlos y luego compartir los resultados en formato fotográfico.

Según su manifiesto, estas pegatinas pretender cambiar el monólogo corporativo en un diálogo abierto donde cualquiera puede rellenar el bocadillo mediante cualquier forma de expresión, libre de censura. Funcionan en Nueva York, Buenos Aires, Amsterdam, London, Birmingham , Skopje, San Francisco, Paris, Lausanne, Belgrado y Ginebra.

“Más Burbujas significa más espacios liberados, más pensamientos compartidos, más reacciones a hechos recientes, y más importante, a la imaginación y a la diversión”.

Beyourself

En Italia uno de los grupos más activos es BeYourself Movement, que realizan acciones de “guerrilla de la comunicación” sobre soportes publicitarios.

Decapitator

Un misterioso personaje neoyorkino, obsesionado con decapitar a todo personaje público que se encuentre en carteles u otros soportes urbanos.

Urban Blooz

El grupo Urban Blooz realizó una serie de acciones urbanas utilizando los soportes publicitarios como medio para comentar/criticar la alienación del sistema de consumo.

La imagen que cubre la valla completa la imagen que en principio le había robado. Una idea que por ejemplo se asemeja a la campaña que en España realizó Autocontrol.

La imagen que cubre la valla completa la imagen que en principio le había robado.

Una acción habitual en este grupo era cubrir con imágenes impresas como las interferencias de la antigua televisión analógica distintas vallas, expresando así quizás que casi siempre los mensajes no son más que ruido.

Graffitiresearchlab

En España también hay publifobia y se han realizado acciones antipublicitarias. Como veréis en el siguiente vídeo, el grupo graffitiresearchlab (caracterizado por usar la tecnología Open Source en sus actuaciones urbanasy graffitis) utilizó un estrambótico carricoche y un equipo láser para escribir y dibujar sobre algunas fachadas de Barcelona, incidiendo especialmente en El Corte Inglés y el Starbucks sobre cuyas paredes proyectaron agresivos y críticos mensajes, con actuación de la policía incluida.

Anti publicidad francesa

Aunque desde siempre ha habido malestar con los anuncios, es en el siglo XXI, cuando ha empezado a extenderse y, como tantos otro movimientos de rebeldía ciudadana, ha tenido en Francia el lugar donde más ha cuajado. Y en el Metro de Paris se realizan muchas acciones antipublicitarias.

Para terminar os dejamos una parte de una serie de vídeos sobre antipublicidad en español:

Links:

http://thisspaceavailablefilm.com/

http://www.adbusters.org/

http://bap.propagande.org/

http://www.danger-ecranpub.tk/

http://antiadvertisingagency.com/

http://cargocollective.com/urbanblooz

The Decapitator

http://antipubli.blogspot.com/

http://www.beyourselfmovement.com

http://graffitiresearchlab.com/

Share